Leyendas del haiku: Yosa Buson 3


buson

Formar parte del panteón de las letras japonesas es complicado; más aún lo es elegir cuáles son los poetas reconocidos más importantes. En la vertiente del haiku, sin embargo, Buson es clasificado casi con unanimidad como el segundo compositor de haiku trascendental en la historia, en orden cronológico.

buson2Taniguchi Buson (1716-1783) también conocido como Yosa Buson, fue un artista japonés considerado por muchos como el primer gran renovador del haiku. Su obra tuvo una repercusión fundamental en todas las artes; pues utilizó el haiku como una forma de expresión diferente, más profunda y amplia de la que construyó el gran maestro Bashō (1644-1694).

Aunque Bashō tuvo muchos discípulos y sucesores interesantes, ninguno de ellos alcanzó verdadera autenticidad hasta la llegada de Buson. Ambos son considerados por muchos japoneses “los dos pilares del haiku”.

Buson deja atrás el espíritu místico de Bashō para componer una poesía de carácter más filosófico, en cierto modo metafísico. Su inclinación es más estética, más intelectual. Da forma a su arte con las herramientas que le proporciona el haiku, es decir, la observación de aquellas cosas del día a día, la contemplación de la naturaleza; aunque también fue un pintor habitual. No se conoce mucho más de su vida al margen de su obra y lo que se puede intuir en ella.

Cien leguas de escarcha;

desde este barco,

la luna es toda mía.

Los haikus de Buson son eminentemente pictóricos. Tiene una habilidad especial para dibujar paisajes a través de las palabras, y por supuesto continúa cosechando el sentido de estacionalidad y de lo efímero. Se dedica también a tomar instantáneas de la sociedad, con un tono muchas veces costumbrista que transporta al lector a las calles del Japón del siglo XVII.

El lento día,

ecos que se escuchan

por las esquinas de Kyoto.

Su capacidad creativa se complementa con las influencias no sólo de otros poetas, sino también de la literatura china -popular en aquella época- que le facilita la creación de estampas fantásticas, románticas y a veces, incluso oníricas. Sin ninguna duda, Buson fue un artista polifacético.

Te marchas tú;

verdes son los sauces,

largo el camino.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 Comentarios en “Leyendas del haiku: Yosa Buson