Armas samurais: La naginata

naginata

La naginata es un arma de asta larga ampliamente utilizada por la clase samurai, aprovechada por batallones de soldados para ganar espacio en el campo de batalla. Se considera una de las armas más poderosas del Japón feudal.

naginata2Ver artículo: Armamento samurai

La katana es el arma más conocida y auténtica de la casta samurai, aunque no fue ni mucho menos la única empleada. La naginata (なぎなた, 薙刀 “espada larga”) tiene dos versiones, una masculina ō-naginata y otra feminina ko-naginata. La primera es más larga y pesada, pensada para asistir gran cantidad de daño a las armaduras en la batalla; la segunda es más manejable y se utilizaba para autodefensa.

Se dice que empezaron a utilizarla los monjes guerreros  en el siglo X. La naginata ha sido estudiada por numerosos teóricos de las artes marciales. Escribía Miyamoto Musashi:

En el campo de batalla, el arco tiene un poco de ventaja sobre la naginata. Con el arco puedes tomar la ofensiva y atacar desde la distancia, pero la naginata es un arma estrictamente defensiva. Ambos tienen sus pros y sus contras, pero ninguna es útil para tomar prisioneros. Deben de mantenerse en el campo de batalla allí donde son útiles.

[…]

Aquellos que utilizan una espada mediana creen que tienen ventaja contra las armas de largo alcance, como la naginata. Piensan que pueden irrumpir entre dos movimientos para alcanzar al oponente vulnerable. Esta consideración es falsa y no es una buena estrategia.

La naginata fue especialmente popular en las guerras Gempei (1180-1185), alcanzando una posición muy importante en las tropas de los Minamoto y los Taira, principales oponentes. Se empezó a utilizar como un arma especialmente útil para combatir la caballería: gracias a su longitud se podían cercenar los miembros de los jinetes, ralentizando así el avance de las tropas de avance por los flancos.

naginata3La naginata se compara frecuentemente con la pica europea. Ambas son armas con aplicaciones militares muy parecidas, existiendo sin embargo más posibilidades tácticas en la naginata, que es más manejable, más corta y con la hoja curva, lo que permite más posibilidades a corta y media distancia. La naginata requiere de mucha fuerza para su correcto manejo, existiendo el juego con el centro de gravedad para lanzar movimientos ágiles aprovechando la inercia de cada golpe.

En el periodo Edo (1603-1868) la naginata dejó de utilizarse en la gran batalla y quedó relegada a una posición más honorífica. En su lugar, el yari (muy similar a una lanza europea) tomó su posición. Las desventajas de la naginata son precisamente el gran tamaño de su hoja y el gran espacio que necesita para blandirse; esto hacía difícil organizar grandes escuadrones de soldados sin dañarse entre sí. El yari era más “especializado” y permitía tropas más numerosas para enfrentar caballería.

Sin embargo, las mujeres bushi guerreras continuaron utilizando su ko-naginata siglos después como símbolo de poder. Era habitual que la mujer tuviese que defenderse o proteger el hogar especialmente cuando el marido estaba fuera; la naginata fue para las mujeres como la katana para los hombres, un arma que llevar constantemente.

Hoy en día la naginata se utiliza en kendo, se comercializa a modo expositivo y se considera un símbolo militar del medievo japonés.

Una idea sobre “Armas samurais: La naginata”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: