¿Es legal el lolicon? ¿Deberíamos censurarlo? 2


Es típico de algunos manga presentar a personajes, habitualmente femeninos, de temprana edad y con una inclinación o tendencia a lo sexual. Esta caracterización, bastante normalizada en Japón a nivel colectivo, cuenta con mucho rechazo en occidente. ¿Es legal el lolicon? E independientemente de lo que digan los angulosos engranajes de la justicia, ¿deberíamos tolerarlo?

Boku no pico generó mucha discusión por su explícito contenido

El lolicon y el shotacon (referido a niños y niñas respectivamente) no tienen por qué incluir escenas de sexo, aunque cuando se hace referencia al lolicon en general se incluye este aspecto. Es un tema polémico por su asociación con la pornografía infantil, razón por la cual en ciertos momentos y lugares se ha prohibido.
 
Antes de nada conviene aclarar que la respuesta a preguntas de este tipo nunca debería ser un absoluto “sí” o un absoluto “no”. Hay que considerar el contexto en el se emiten los juicios y, en este caso en particular, tener en cuenta la naturaleza del lolicon: es una forma de ficción. Esta circunstancia implica que dispone de absoluta libertad para expresar situaciones o ideas que no tienen que obedecer al mundo real. Esta regla es igual de aplicable a las obras de cualquier tipo que representan asesinatos, violaciones, torturas o similar.
 
En España, la Fiscalía General del Estado dictó en 2015 el criterio a seguir en lo que, de manera general, denominan “pornografía virtual”. La norma establecida señala que en ningún caso este tipo de contenidos es ilegal, siempre y cuando no sea “realista”, es decir, imágenes que podrían pasar por reales aunque fuesen generadas artificialmente. Esta definición es bastante ambigua (la línea entre lo realista y lo fantástico es difusa) pero sirve para asegurar que el lolicon habitual no es ilegal.
 

A veces el contenido sexual sólo se sugiere

 
El asunto realmente turbulento es el de su moralidad. Por decirlo de manera sencilla: no está bien visto el lolicon. Sus consumidores están abocados a la privacidad -a menos que quieran preservar la aprobación social- como ocurre con la mayoría de las filias sexuales. En realidad, la afición por el lolicon de naturaleza sexual no se diferencia biológicamente de otras atracciones sexuales dispares, como podrían ser la gerontofilia, la necrofilia o la zoofilia. La diferencia la establece la sociedad, en primer plano, y la ética en segundo plano. A menudo, se asocia la afición del lolicon con la pedofilia y -erróneamente- con la pederastia.
 
No tenemos las suficientes garantías para establecer un vínculo real entre el interés sexual en el lolicon y en los niños, ya que el lolicon añade un factor ficticio en el cual se le atribuyen atributos adultos a un personaje menor. Independientemente de eso, ambos comparten una cosa: son filias. Deben considerarse como respuestas biológicas, que no entienden de normas sociales o moralidad, y que no pueden ser reprimidas al igual que cualquier otro impulso sexual. Por ese motivo, no tiene sentido culpar a una persona por disfrutar del lolicon, puesto que no está en sus manos rechazar la satisfacción que le produce. Juzgar de despreciable o asqueroso a alguien que disfrute del lolicon, simplemente por el hecho de que biológicamente esa persona reacciona sexualmente ante un dibujo erótico, es un error.
 
Es importante distinguir entre la filia en sí, y la manera de llevarla a cabo. En este aspecto, permitir el lolicon es positivo. De esta manera, una persona que pueda acceder de manera legal y socialmente aceptada a este tipo de contenidos no sólo puede satisfacer sus necesidades sino que no necesita reprimirlas. E incluso, el lolicon puede ser una vía para que la pedofilia se satisfaga sin necesidad de recurrir a la pornografía infantil, que sí es ilegal e inmoral ya que implica a menores y causa un perjuicio real.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comentarios en “¿Es legal el lolicon? ¿Deberíamos censurarlo?

  • Justiciero asocial aguerrido.

    Esto no hay que abordarlo desde el punto de si es inmoral o no, por que morales hay muchas, y mi moral y tu moral pueden discernir completamente y no por ello una ser mejor que la otra, esto hay que abordarlo desde el putno de “¿esto hace daño a alguien?. La pornografia infantil es ilegal por que para su produccion es necesaria la inclusion de un menor y una violacion de sus derechos, hay una victima directa, una pelicula Snuff es ilegal por que del mismo modo es necesaria una victima para su produccion, sin embargo a nadie con dos dedos de frente se le ocurriria pedir la prohibicion del gore y la violencia extrema en la television, peliculas o comics por que “ES FICCION” te van a decir, sin embargo cuando se trata del lolicon no hacen esa diferenciacion, ¿por que?, nuestra sociedad occidental acepta la violencia, la adora, le da un componente hasta romantico, la violencia es “buena”, si, enseñamos a los niños que la violencia es mala pero luego el Capitan America le pega una paliza al malo de turno, con el sexo no, nuestra moral cristiana nos hace rechazar todo lo que tenga que ver con el sexo, y si hablamos de temas mas sordidos o filias ni te cuento. ¿El Lolicon hace daño a alguien?, no, a nadie, por eso es absurdo pretender ilegalizarlo con la escusa de “incentiva” “a los pederastas les puede incitar”, por que lo mismo se puede aplicar con las violencia, el gore etc con sociopatas y enfermos mentales varios, y hay muchos mas casos de violencia que de abuso infantil. Asi que basicamente al igual que una persona a la que el gore le resulta grotesco enfermizo y le da asco simplemente evita ver las pelis de SAW, aquellos que sientan lo mismo por el lolicon deberian igualmente pasar del tema, y si considerais que aquellos que lo consumen son como poco monstruos, pues alla ellos.

    Recordad niños, vuestra moral no es absoluta, por que ademas siempre habra alguien mucho mas extremista que pensara de vuestras sanas aficciones lo mismo que vosotros pensais de las enfermizas aficciones de otros, por que ¿como defiendes que tu moral que critica al lolicon y sus consumidores es mejor que la moral de la señora que critica a todos los comics y sus lectores?, si nos basamos en imponer en base a la moral ganara el que mas ruido haga.

  • Maria

    Las consecuencias, los jovenes japoneses han adquirido costumbres y modales imitando a estas mangas.
    Ejemplo es el patinador sobre hielo campeón del mundo.
    De todas formas los entrados en canas japoneses siempre tuvieron gustos sexuales con las sailer moon.
    Sobre que disminuira la pedofilia, no, aumentara porque nos esta diciendo esta manga que algo esta aceptado y esta bien.