Cómo lanzar un kamehameha

Parecía magia. Recargabas tu barra de energía, te alejabas un poco para estar a salvo de un ataque imprevisto y lo hacías. Lanzabas un kamehameha. Pero ahí no acababa todo, porque tu adversario aún podía detenerlo y entonces los dos rayos colisionaban en el aire. Sólo el más rápido con los botones ganaba.

Dragon Ball: Los videojuegos de una generación (I)

Autor: David Jaumandreu

Editorial: STAR-T Magazine Books

Año: 2017

Formato: Papel

Aún hoy sigue pareciendo magia que el universo de Dragon Ball llegue a nuestras manos y podamos emular a Goku, Vegeta, Trunks y compañía. Los saiyan de Toriyama tienen a sus espaldas un legado impresionante de videojuegos, y conocemos muchos de ellos desde la época de los 32 bits. Pero ¿qué ocurrió antes? La búsqueda de las bolas de dragón ya había comenzado a finales de los 80 en una serie de humildes aventuras de Famicom que nunca verían el sol occidental, pero que hoy en día están a nuestro alcance.


Lo que nos propone STAR-T Magazine Books es casi una biblia del videojuego de Dragon Ball, un auténtico repaso en clave gaming de todos aquellos juegos basados en la franquicia de animación japonesa más popular en los 90. A diferencia de otras series adaptadas al medio, los juegos de Dragon Ball siempre han demostrado una personalidad atrevida, un ansia por acercarse lo máximo posible al universo futurista en el que se basan, y entender su evolución jugable y conceptual es apasionante.

Dragon Ball empezó siendo un juego de combates basado en cartas, con una mecánica pausada y orientada a la aventura argumental. Era importante contar la historia a través de diálogos y, ocasionalmente, añadir pequeñas subtramas nuevas que no se hubiesen visto en el manga ni en el anime. Entre 1988 y 1993, Goku protagonizó varios juegos de este estilo cuyo éxito fue importante. Con pocos medios, la desarrolladora TOSE consiguió que cientos de miles de niños japoneses encontrasen en NES (y puntualmente en SNES) sus deseos de encargar a un super saiyan realizados.

Dragon Ball de NES

El bombazo llegó con la serie Butoden y su inmersión en el género de lucha, por el que reconocemos las adaptaciones de Dragon Ball hoy en día. La tendencia que desencadenó este cambio fue evidentemente Street Fighter, y eso catapultó a la serie a unas pautas jugables que aún sobreviven. Fueron los primeros que llegaron a tierras españolas y terminaron por desatar la locura absoluta que ya había iniciado el anime en televisión.

Dragon Ball Z Super Butoden 3 (SNES)

El libro analiza con ojo crítico y astuto cada uno de los títulos importantes de Dragon Ball, muchos de los cuales no salieron de Japón y cierra con Dragon Bal GT: Final Bout, el juego más reconocido de PlayStation con sus modelados tridimensionales que sembró la semilla para los Budokai que obtendrían el éxito mundial. La progresión de la saga no estuvo exenta de altibajos, juegos mediocres y grandes innovaciones. David Jaumandreu explica con detalle las características de cada juego como el efervescente apasionado de Son Goku que fue en su día, y que también disfrutó de sus kamehameha con un mando en las manos.

Además de hablar de los juegos de consola, el autor comenta un buen número de máquinas arcade y hardware raruno que tuvo la suerte (o la desgracia) de recibir una adaptación de las aventuras de Goku, como el sistema de códigos de barras en el que el jugador tenía que escanear sus cartas durante la partida para utilizar luchadores en el combate.

Bandai: DRAGON BALL Z SUPER BARCODE WARS

¿Te crees un friki de Dragon Ball? Pues tienes por delante unos cuantos cartuchos antiguos que puedes jugar para saberlo todo. El objetivo de Jaumandreu no es sólo difundir y analizar los videojuegos: también nos echa una mano para poder disfrutarlos en la actualidad. ¿Cómo, en japonés? Hay muchos títulos que han sido relanzados en versiones más modernas, pero sobre todo, hay una amplia galería de posibilidades en el campo de la emulación que nos permiten jugarlos con parches de traducción elaborados por fans.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: