6 grandes personajes japoneses que deberías conocer


Toda cultura tiene sus figuras memorables. Ya sea porque fueron personajes históricos que influyeron decisivamente en el país, o bien por su impacto en el pensamiento colectivo, marcaron un antes y un después en su época. Estas seis personalidades japonesas fueron muy importantes para la gestación de lo que hoy conocemos como Japón.

Murasaki Shikibu

Algunos la llaman la creadora de la primera novela de la historia, la archiconocida ‘Genji Monogatari’. Nacida en la era Heian (794-1185), plasmó sobre su impresionante obra de 4200 páginas la más bella historia conocida hasta entonces. Shikibu pone de relieve el sufrimiento que padeció la mujer recluida al refinamiento más encorsetado con unos claros tonos budistas: todo un ejercicio de narrativa que sería trascendental para el arte japonés.

 


Oda Nobunaga

Elegir entre Oda Nobunaga, Toyotomi Hideyoshi o Tokugawa Ieyasu es harto complicado: los tres grandes damiyō de la era Sengoku (1467-1568) tuvieron cada uno un rol en el proceso para conectar lo que hoy conocemos como Japón. Pero todo comenzó de la mano de Nobunaga. La pericia militar e inteligencia diplomática del líder Oda le llevaron a hacerse con el dominio de una enorme región del país. Puso en práctica innovadoras estrategias de combate y fue de los primeros en entender el potencial de las armas de fuego frente a las espadas, lo que le permitió ganar numerosas campañas. Asimismo, supo comprender el mapa político de su época para comenzar un proceso de dificilísima unificación entre clanes conflictivos.

 


Matsuo Bashō

La sensibilidad cultural japonesa no sería la que es sin el maestro poeta y padre del haiku, Matsuo Bashō (1644-1694). Aunque se le conoce principalmente por sus composiciones poéticas, Bashō ejemplificó con su propia vida lo que significa la unión en armonía con la naturaleza, convertido en un peregrino de oficio. La escuela de poesía que bautizó sería el germen de muchos grandes autores hasta el día de hoy. Entre otros muchos, éste es uno de sus haikus más conocidos:

Un viejo estaque
Al zambullirse una rana
Ruido de agua

 


Ōishi Kuranosuke

Pocos personajes alcanzaron el estatus de Ōishi Kuranosuke, organizador de los famosos 47 rōnin, emplazados a principios del siglo XVIII. Tras la muerte de su señor Asano Naganori por seppuku, sus vasallos trabajaron con ímpetu para firmar una venganza perfecta. Comandados por Kuranosuke, quien con audacia los puso a prueba para evitar traiciones, espionaje y pérdida de moral, consiguió dar el golpe al viceconsejero Kira y asesinarle a él y a todos sus guardias en Edo, en un ataque limpio en el cual sólo sufrió una baja. Los 46 rōnin restantes fueron sentenciados a muerte ritual como su señor, un final honorable por la histórica hazaña que ejecutaron.

 


Sakamoto Ryōma

El final de la época samurái (1868) vino acentuado por la llegada imperturbable de los norteamericanos a Japón. Pero también contó con muchas figuras nacionales que comprendieron la necesidad de modernizar el país y reformular el gobierno, que se encontraba anquilosado en fórmulas arcaicas y corruptas. Sakamoto Ryōma fue un hombre de ideas, que se adelantó a su tiempo y luchó por que su país se pusiera a la altura de las potencias occidentales en tecnología y sistema político, evitando así convertirse en una colonia. Entre otros méritos, a Ryōma se le reconoce como creador de la fuerza naval japonesa moderna. Es un personsaje muy querido en la actualidad en Japón.

 


Shigeru Miyamoto

Japón es la cuna de los videojuegos, y no se pueden entender los videojuegos sin Japón. Si hay que escoger un responsable de la mayor industria audiovisual de la actualidad, ése es Shigeru Miyamoto, creativo de Nintendo. Padre de Donkey Kong, Super Mario, The Legend of Zelda, Pikmin… el legado de este genio japonés es imprescindible por su capacidad para entender los videojuegos como una experiencia diferente, con la que poder soñar y en la cual siempre hay espacio para la innovación.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *