El libro de los cinco anillos. La vía de la espada por Miyamoto Musashi

Dominar la vía del guerrero no consiste en memorizar una serie de técnicas de lucha. Tampoco significa derrotar a muchos adversarios. No es, de hecho, algo exclusivo de la habilidad con las armas. Dominar la vía del guerrero es recorrer un camino espiritual en el que deben conocerse las limitaciones propias y ajenas, un aprendizaje que no sólo se limita a las artes marciales, sino que se aplica a la vida en toda su amplitud. Así lo corrobora ‘El libro de los cinco anillos’, escrito por el espadachín más prestigioso de la historia, Miyamoto Musashi.

El libro de los cinco anillos (五輪書, Go Rin no Sho)
Autor: Miyamoto Musashi
Traducción: Makiko Sese, Carlos Rubio
Prólogo: Kayija Takanori
Epílogo: Carlos Rubio
Editorial: Satori
Formato: Papel
Año: 1645 (JP), 2017 (ES)


Grabado de Miyamoto Musashi

Miyamoto Musashi es una figura capital en la historia universal. Como tal ha sufrido numerosas alteraciones en la percepción popular debido, como de costumbre, a obras de ficción de cine y manga. Entender la trascendencia real de un genio de la espada y filósofo del arte marcial requiere alejarse de todo el mito y el adorno generado a su alrededor y acudir, con la mente despierta, a la que fue su obra más relevante. En ‘El libro de los cinco anillos’, Musashi graba con martillo y cincel el código de valores de su época en un ensayo dividido en cinco partes.

Como tantos otros instructores de artes marciales de la época, Musashi fundaría Niten Ichi Ryu (二天一流), una escuela constituida bajo el método descrito en El libro de los cinco anillos. A diferencia de los demás, Musashi adoptó ciertos mecanismos que convierten su obra en un tratado especialmente relevante. En primer lugar, porque es un texto eminentemente pragmático. Cada párrafo contiene información destinada al ejercicio o la reflexión, no se diluye en envolturas místicas. Además, describe con absoluta sencillez toda enseñanza ya que, según afirma, con la suficiente práctica y estudio dedicados, dominar la Vía del guerrero es posible. En última instancia, ‘El libro de los cinco anillos’ es una guía para el combate individual pero también para el combate entre ejércitos.

Las cinco partes en las que se divide la obra son las siguientes:

地の巻 – Libro de Tierra

Establece los fundamentos. Para seguir la Vía del guerrero con éxito es imprescindible adoptar una conducta adecuada, como también cumplir una serie de normas. “Al igual que el carpintero tiene sus herramientas preparadas, así el guerrero debe tener sus armas afiladas”. Las comparaciones entre la Vía del guerrero y otras vías en este capítulo son recurrentes: la Vía del artesano o la Vía del comerciante sirven a Musashi para explicar con claridad qué estrategias y vías de actuación debe de considerar el lector ante una situación problemática.

水の巻 – Libro de Agua

Este apartado incluye todo aquello referente a la técnica: posturas de combate, habilidades que es necesario dominar y en definitiva, la actitud necesaria para hacer frente a un enemigo. “Si sólo piensas en golpear al enemigo, entonces probablente no conseguirás golpearlo”. Su descripción de puntos específicos es sencilla y básica, de tal manera que sólo establece cinco posturas y cinco técnicas elementales, a partir de las cuales el guerrero debe de adaptar sus acciones en función de la situación.

火の巻 – Libro de Fuego

El tercer capítulo nos empuja a fijarnos en el entorno y en nuestro enemigo. De nuevo sin entrar en demasiados detalles, Musashi da las claves para que el guerrero preste atención a todas las posibilidades que se le pueden presentar en el combate: el escenario, el clima, la actitud del oponente, la iniciativa. Todos estos conceptos son explicados con meridiana contundencia por el autor, que trata de fomentar la reflexión previa a cualquier acción que se realice. “Mostrarse descuidado ante el enemigo le hará perder la concentración y cometer el error de subestimarnos”.

風の巻 – Libro de Viento

Tal y como sentencia el autor, es necesario conocer otras técnicas de combate para evaluar la corrección de su propia escuela. En consecuencia, esta parte la dedica a analizar los estilos de combate de otras escuelas de su tiempo, sin detenerse específicamente en ninguna en particular. Musashi critica con avidez cómo “las artes marciales se venden como una mercancía”, ante lo que se lamenta. Para él, la Vía del guerrero no es un negocio con el que ganarse el pan, es una manera de entender la vida.

空の巻 – Libro de Vacío

Con sólo dos páginas de extensión, el último capítulo alberca ecos del concepto de la vacuidad budista. Al parecer, el autor no pudo completar esta parte tal y como le habría gustado, ya que no se encontraba en disposición de ello, pues a los pocos días fallecería. Sin embargo y pese a su brevedad, es el más metafísico y el que señala que, cuando la Vía del guerrero es dominada, se alcanza la comprensión de todas las cosas, se entiende el vacío.

«La trascendencia histórica de ‘El libro de los cinco anillos’ se encuentra en las raíces de la sociedad y cultura japonesas, que se identifican con claridad sobre la obra de Musashi»

La retórica de Musashi es efectiva y consigue, a través de un tratado de artes marciales, llegar a ser una filosofía aplicable a la vida. A menudo indica en sus enseñanzas apelaciones como “hay que prestar atención a esto” o “este punto debe estudiarse en profundidad”, ya que las pautas que da son elementales pero suficientes para fomentar la práctica, alimentar la reflexión e interesarse por disciplinas ajenas más allá del arte marcial. La trascendencia histórica de ‘El libro de los cinco anillos’ se encuentra en las raíces de la sociedad y cultura japonesas, que se identifican con claridad sobre la obra de Musashi. Indendientemente de su valor práctico en la actualidad -que es intachable-, este ensayo permite aproximarnos a entender cómo es una sociedad tan peculiar como la japonesa.

Satori ha bautizado probablemente la mejor edición disponible en castellano sobre ‘El libro de los cinco anillos’. Además de una brillante traducción, el libro viene redondeado con un prólogo y epílogo interesantes, y con un extra: el ensayo ‘La Vía de la soledad’, que incluye una serie de enseñanzas escritas por Musashi poco antes de su muerte, que marcan su disciplina marcial.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: