Leve presencia: la naturaleza en haikus

El período Edo japonés es muy popular, pues han llegado hasta nosotros cientos de historias interesantes de esa época. Sin embargo, hoy no vengo a hablar de ninguna de esas historias, hoy quiero compartir una pequeña joya que surgió a principios de esta popular era; de la obra de Matsuo Bashō. Más concretamente de una recopilación de algunos de sus haikus llamada Leve presencia, de la editorial Satori.

Matsuo Bashō fue un escritor, el más aclamado de la época, un maestro del haiku. Su sensibilidad y su buen humor son palpables en su obra. De tradición y educación samurái (a los veintitrés años era considerado un ronin, pues su señor murió) y letrado en la literatura china, estudió doctrinas Zen y confucionistas, para más tarde convertirse en monje errante. A través de la poesía y de su sensible perspectiva, Basho consigue transmitir algo que los libros de historia de la época no pueden alcanzar, nos hace llegar el sentimiento de una época.

El haiku que le da nombre a la colección reza:

Tras la lluvia

se yergue el crisantemo:

leve presencia.

El traductor (Fernando Rodríguez-Izquierdo y Gavala) comenta las otras posibles traducciones que tendría el texto original, el cual también aparece. La escena, efímera. La naturaleza es la protagonista en toda la colección de haikus, y en general un tema recurrente en este tipo de poesía.

Aunque la temática es flexible, la reflexión sobre la naturaleza, en concreto sobre momentos ligeros que llaman la atención del autor, se repite mucho y Bashō no es una excepción. Su formación Zen le permite abarcar estos momentos con naturalidad, y le otorga un juego e ingenio especiales a algunas frases, de traducción flexible. El autor se entrevé como una persona cercana y entrañable, apegado a sus discípulos. En uno de sus haikus comenta como le lleva algunas flores que le gustaron a su grupo de amigos; sin duda un acto de sensibilidad que muchos apreciaban.

El libro forma parte de una colección de éste y otros autores. Es una colorida edición de bolsillo de ciento cincuenta y cinco páginas que incluye una introducción histórica, una nota sobre el texto y a continuación los haikus en una estructura intuitiva; para empezar el texto original en japonés, le sigue la pronunciación en romaji (texto occidental con la pronunciación japonesa) y la traducción final seguida de una breve explicación del traductor.

Recomiendo este libro a todos aquellos que estén estudiando japonés y quieran pasar un rato distraído comparando las traducciones y a todos aquellos interesados en la poesía oriental. Es ligero e inspirador.

 

 

Autor: Matsuo Bashō

Traducción: Fernando Rodríguez-Izquierdo y Gavala

Editorial: Satori

Año: 2017

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: