‘Tebori’, la vida por un tattoo


Se conoce como “tebori” a la técnica tradicional del tatuaje japonés, habitualmente empleada por los clanes de yakuza para ilustrar sus cuerpos con motivos asociados al imaginario de la etapa feudal japonesa. Tebori es, también, el título y el eje argumental de la novela gráfica recientemente publicada en España que capta con excepcional habilidad la ambientación de esta fascinante subcultura.

Ficha de la obra

cubierta-teboriTebori

Autores: José Manuel Robledo y Marcial Toledano

Editorial: Diabolo Ediciones

Serie: 3 entregas

Formato: Papel

Año: 2016 (ES)


Reseña

Siempre es emocionante ver que el cómic español da a luz obras de un calado como ‘Tebori’, en una escena como la de las novelas gráficas en la que es difícil sobresalir para nuestros compatriotas. Y es que esta serie de tres tomos de José Manuel Robledo y Marcial Toledano alinea tres virtudes muy valiosas: una estética excelsa, un argumento bien atado y una extensión por encima de la media que se agradece.

tebori4

La acción se sitúa en la actualidad, en un suburbio japonés en el que el protagonista, Yoshi, se dedica a hacer tatuajes bajo la estricta supervisión de su abuelo, un maestro tatuador de la yakuza. El joven, con un pasado marcado por el vandalismo en una banda juvenil de moteros -¿alguien dijo Akira?-, por fin ha encontrado la estabilidad en su vida, si es que empezar a trabajar para los peces gordos de la mafia japonesa puede considerarse estable; al menos queda alejado de la violencia callejera.

Pero pronto se ve envuelto en un asunto turbio a la par de inexplicable: se encuentra con que una mujer lleva sobre su piel exactamente el mismo tatuaje que él mismo ha ideado para un encargo de la yakuza. En el grabado aparece un monstruo alado, una suerte de ser sobrenatural cuya procedencia es desconocida. Este extraño suceso empujará a Yoshi a una sinuosa búsqueda hacia la verdad a través de una historia de mafias y espionaje.

tebori021

‘Tebori’ lleva una presencia incontestable en cada una de sus viñetas. A través de los callejones oscuros de la urbe japonesa; dentro de los clubs nocturnos llenos de leds y tribus urbanas; sobre el tatami del estudio tradicional del maestro de tatuaje… el lenguaje visual es potente, imprime un significado ulterior a cada escena en un mundo en el que el crimen está teñido de claroscuros.

La trama se permite el gusto de presentar con mimo a cada uno de sus personajes principales, e incluso también con algunos secundarios. En una temática -la yakuza, la ambientación japonesa- que tiende al tópico, ‘Tebori’ sabe desmarcarse y crear un ambiente personal, una atmósfera atractiva. Y por supuesto, eso va también implícito en el dibujo que aún sin grandes alardes, demuestra pulcritud y solvencia.

tebori1

La trama evoluciona satisfactoriamente, marcando la evolución de los personajes con giros de guión bien orquestados. Se nota que los autores han tenido suficientes páginas para contar la historia con calma y buena letra; y se nota también su fascinación por la cultura japonesa que con tanta delicadeza imprimen en sus páginas, que no incluye sólo elementos colocados de manera gratuita y efectista.

El mundo del tatuaje juega, por supuesto, un papel primordial tanto en el argumento como en la estética. Hay que elogiar sin reparos la capacidad de los autores para adaptarse a la tradición del tatuaje japonés, impregnando al mismo tiempo un toque de creatividad propio. Las viñetas están repletas del imaginario clásico: motivos florales, estética zen, monstruos del folclore japonés…

 


Conclusiones

‘Tebori’ apunta a ser un máximo de la novela gráfica europea. Tiene carisma, es exótico en su estética y en su contenido y sabe conducir un argumento sólido y atractivo. Y, por encima de todo, capta elementos de la cultura japonesa con acierto y sin exceso.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *