Tashirojima, la isla de los gatos


En Japón existe una pequeña isla cuya población de gatos supera a la de personas: se trata de Tashirojima, situada al este de la isla principal. Las calles están plagadas de ellos, los bosques son sus escondites y los pocos humanos de la isla velan por su seguridad.

cats4

Sin ser una atracción particularmente turística ni una reserva específica de gatos ni nada similar, se dice que todo empezó de manera ciertamente accidental. Un negocio importante en la isla era la de la cría de gusanos de seda, cuyos principales depredadores son los ratones. Cuando estos roedores empezaron a suponer una amenaza, se criaron gatos con el fin de exterminarlos y preservar así a los gusanos.

cats1

Hoy en día, ‘la isla de los gatos’ es prácticamente un lugar de adoración a los felinos. La población de personas de la isla, casi condenada a la extinción (cien personas, más de la mitad ancianos) cuida de los animales y disponen incluso de un templo dedicado a los gatos, que celebran como animales que traen fortuna. La presencia de perros en la isla no está bien vista por los isleños, que tratan de preservar la seguridad de los gatos por encima de todo.

cats2

Los accesos a la isla son bastante limitados, sólo hay dos rutas en barco al día. De hecho, la isla está bastante desierta y apenas hay dos o tres tiendas. Muchos critican el descontrol de la población felina, que ha dado como resultado una cantidad de animales difícil de controlar y de cuidar en las circunstancias actuales, y que pudiera haberse evitado mediante esterilizaciones.

cats3

Este vídeo, subtitulado íntegramente al español, nos enseña un poco cómo es la isla, las gentes que la habitan y por supuesto, los gatos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *