‘Shingen. La última campaña’, adiós a un genio samurái


La serie publicada por DespertaFerro Ediciones nos trae en su sexta entrega la crónica de los últimos meses de Takeda Shingen, reconocido como un inteligente administrador y estratega de un poderoso clan samurái en la era Sengoku. Se completa así un ciclo en la obra de Terje Solum, una publicación sin precedentes sobre el Japón medieval en castellano.

Shingen. La última campaña
Autor: Terje Solum
Editorial: DespertaFerro Ediciones
Formato: Papel
Año: 2017

La sexta parte de la colección ‘El Japón de los samuráis’ nos presenta a un Takeda Shingen que dispone de un amplísimo territorio -cuyo mapa tenemos a nuestra disposición en la obra- tras haber efectuado una escalada vertiginosa al poder mediante conquistas y alianzas, y aún con muchas cartas para seguir ampliando sus dominios. Sin embargo, mientras él crecía, sus enemigos también, y llegado a 1569 se encontraba rodeado por los clanes Tokugawa y Oda por el oeste, mientras que por el este se enfrentaba a la férrea defensa de los Hôjô y los Uesugi. No hay que desmerecer tampoco la presencia de la secta religiosa Ikkô Ikki, que contaban con un respetable ejército al norte.


Emblema del clan Takeda.

Terje Solum nos relata con afilada certeza cómo, en sus últimos años, Shingen no fue capaz de continuar con el ritmo de conquista que le hizo tan poderoso. Movido por la obsesión y la inquietud, se afanó en conquistar fortalezas en sus límites orientales, primero a los Hôjo y después a los Uesugi, pero la mayoría de sus campañas fueron infructuosas: sus enemigos ya eran perfectamente conscientes del peligro y supieron defenderse con solvencia.

Shingen lo intentó también por la vía diplomática, consiguiendo mejores resultados. Cuando consiguió cierta estabilidad en la frontera oriental gracias, entre otras cosas, a una alianza con los Hôjô, decidió marchar hacia la capital, Kioto. Sus últimos años los dedicó a combatir de manera feroz a los incombustibles Oda Nobunaga y Tokugawa Ieyasu. Pero su empresa era demasiado arriesgada y, además, pronto le seguiría la muerte.

Dibujo actual de Takeda Shingen.

En uno de los apéndices y de los contenidos más interesantes, Solum explica las dos teorías principales de la muerte de Shingen: el balazo de arcabuz, defendido por los historiadores pro-Tokugawa, y la muerte por enfermedad, defendido por pro-Takeda e independientes. La flexibilidad del autor para exponer los datos que se conocen y otorgar relativa credibilidad a según que afirmaciones es constante durante toda la obra. Sin lugar a dudas, su labor de investigación fue titánica.

El enfoque histórico que encontramos en la obra es principalmente militar. Se le da máxima relevancia a los movimientos de las tropas y las sucesivas estrategias de cada clan para conquistar o defender su terreno. Ocasionalmente se introducen otros puntos tangenciales, como las tareas administrativas que llevó a cabo el clan Takeda al margen de la batalla u otros sucesos curiosos, como la muerte de la esposa de Shingen. Todos los epígrafes importantes vienen acompañados de fotos del Japón actual o fragmentos de grabados antiguos gracias a los que podemos visualizar mejor el mundo de guerra que se abre ante nosotros.


La lectura de ‘Shingen. La última campaña’ indaga en los últimos coletazos del más popular dirigente del clan Takeda. Shingen es un personaje muy popular hoy en día pese a que fuese históricamente breve, comparado con otros como Tokugawa Ieyasu, pero muestras de su carisma no faltan: fue un fiel representante de su tiempo y un líder respetado tanto dentro como fuera de sus fronteras. La colección de DespertaFerro es una oportunidad perfecta para entender por qué.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *