Ryo Fukui, la leyenda del jazz japonés

 

El jazz es un género, o más bien, un movimiento musical típicamente norteamericano. A partir de los 40 los genios del saxo, la trompeta y el piano construyeron un ecosistema de sonidos cuya trascendencia ya es eterna. Su influencia se extendió a otros territorios, entre los que se encuentra Japón, con Ryo Fukui como uno de sus estandartes.

ryo-fukui-2
Ryo Fukui al piano

Todas las modas terminan hundiéndose en el fango, y el jazz no se salvó de la quema en norteamérica. Cuando genios como Herbie Hancock, Miles Davis o John Coltrane tuvieron que virar su estilo musical -algunos dirían evolucionar- hacia otros géneros que incluyesen rock o incluso electrónica a lo largo de los 70, se podía decir que el jazz daba sus últimos coletazos… o no.

El jazz experimental -cuyas etiquetas vamos a obviar en este artículo por la salud mental del lector- se alejaba del público de masas, así que este género parecía volver allí donde había empezado: al nicho, al pequeño público. Incluso a los grandes les resultaba difícil salir a flote frente a los grandes rockeros de la época, que empezaban a derivar hacia la psicodelia entre otras cosas; o frente a los sintetizadores, que lenta pero inexorablemente introducían el elemento bailable el la música de masas que aún no ha remitido.

john-coltrane
John Coltrane

En Japón el auge del Jazz llegó muy temprano, durante los 50, con músicos de virtuosismo incontestable como Sadao Watanabe o “Sleepy” Matsumoto. La explosión cultural del país nipón estaba contagiándose de todo lo que le llegaba de occidente, especialmente de Estados Unidos.

Si bien al principio los japoneses trataron de prohibir la expansión del jazz, con el prejuicio de que se trataba de música del enemigo -quien les había arrasado en la Segunda Guerra Mundial pocos años antes- y no les faltaba razón. Pero la dominación norteamericana pudo con la censura y poco a poco se convirtió en un movimiento de minorías.

Con la maduración que se espera de una sociedad como la japonesa, pronto el jazz se convirtió en una disciplina propia en la que los japoneses imprimieron su perserverancia. La posguerra pasó, la cultura se asentó y el jazz se fusionó con su escena musical.

ryo-fukui
Scenery

Del clima de postgerra nació Ryo Fukui, un talento innato para el jazz. Nacido en Sapporo, ya con 22 años aprendió a tocar el piano de manera autodidacta, y con 28, en 1976 ya había publicado su debug, ‘Scenery’. El primer LP de Fukui cautivó, no sólo por su impresionante comprensión del jazz a tan temprana edad -que tomaba como modelos a los grandes norteamericanos de la época dorada como Frank Sinatra o Charlie Parker- con una armonía sobresaliente entre sonidos.

Fukui derrocha clase ya en su primer disco, el inicio de una carrera que no sólo le llevaría a un éxito atronador en Japón, sino también a despertar intereses en el extranjero, incluida la cuna del jazz, norteamérica. Se atreve después con una versión de John Coltrane, dejando una marca de habilidad musical fácil de ver.

Probablemente uno de los hits de su carrera sea ‘Early Summer’, donde demuestra que sabe manejar el jazz tanto en el sosiego como en el movimiento. Como en tantas otras piezas, Fukui deja clara su excepcional mano para dominar el piano y dejar un pequeño -pero inconfundible- sello.

Una idea sobre “Ryo Fukui, la leyenda del jazz japonés”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: