Cómo preparar té sencha


No hay bebida más oriental que el té verde, y los japoneses tienen una especialidad muy popular: el sencha. Como hemos visto que hay bastante confusión en el consumo general del té, vamos a explicar cómo preparar el sencha de la manera adecuada para poder disfrutarlo como se merece.

¿Qué es el sencha?

El sencha es, en esencia, té verde. Procede de la misma planta que el resto de tés (camellia sinensis) pero desde que sale de la planta hasta que llega a nuestra taza ha pasado por varios procesos que lo hacen especial y que lo diferencian de otros tipos de té (como el negro) y de otras variedades (como el té verde chino). Es importante tener claro que, aunque la infusión sea de la misma planta, el tratamiento que recibe influye mucho en su composición y eso es determinante para llevar a cabo su prepararción. ¡Preparar té es un mundo, no se reduce a echar agua hirviendo sobre las hojas!

En Japón el sencha es muy popular y su manera de procesarlo es única. Las hojas recogidas en la cosecha son cocidas con vapor durante unos segundos de tal manera que se detiene su proceso de oxidación -que produciría mayor sabor amargo- y después se enrollan como si fueran pequeños tubitos, lo que libera el jugo de la hoja y favorece el sabor “a bosque” tan característico.

Cómo prepararlo

Para prepararlo de la manera más japonesa, necesitamos el siguiente material:

> Una tetera japonesa (kyusu), aunque evidentemente también nos sirve cualquier tetera convencional. La ventaja de la japonesa es que nos permite servir el té con más facilidad debido a su ergonomía. Además, tiene un filtro incorporado en el recipiente, algo que las teteras convencionales no suelen tener y debemos añadir por separado.

Un vaso por consumidor. Los japoneses sólo llenan un poco el vaso (no más de 10 cl), similar a un chato de vino. La idea es mantener el aroma, el calor y el sabor lo máximo posible, por eso se sirve en cantidades pequeñas. Puedes servir un vaso entero (30cl) sin ningún problema importante, aunque se enfriará y perderá el aroma ligeramente hasta que lo termines.

A continuación enumeramos los pasos a seguir. Puedes ignorar los tres primeros (saltar al paso 3), aunque lo bonito es hacer el ritual, ¿verdad? Preparación:

1. Calentamos el agua poco antes del punto de ebullición (~90ºC). Más o menos cuando aparezcan burbujitas en la pared del recipiente, o bien un minuto de espera después de que alcance el punto de ebullición.

2. Rellenamos los vasos. De esta manera tendremos el agua exacta que vamos a tomar (tiramos el agua que sobre) y nos servirá para reducir la temperatura del agua hasta los 70ºC más o menos.

3. Colocamos el té en la tetera o el filtro. Coloca unos 3 gramos por 10 cl, es decir, aproximadamente una cuchara de café por vaso (10cl). Si vas a llenar el vaso hasta arriba (30cl), tendrás que echar en consonancia, es decir, tres cucharadas.

4. Echamos el agua en la tetera cuando esté en la temperatura adecuada -alrededor de 70ºC, aunque esto depende de la calidad del sencha- para realizar la infusión.

5. Esperamos entre 45 y 90 segundos, dependiendo de la calidad del té. Si no sabes la temperatura, espera 1 minuto.

6. ¡Listo para servir! Si notas que está muy caliente para beber, puedes esperar un poco a que esté más templado. Así apreciarás mejor los matices del sabor.

7. Puedes volver a influsionar el té hasta tres y cuatro veces (volver al paso 4). De esta manera apreciarás como evoluciona el sabor y podrás disfrutar de la bebida durante más tiempo. No dejes las hojas de té ya infusionadas más de cuatro horas, es mejor tirarlas y utilizar nuevas.

 

Observaciones

  • El té es una bebida que se prepara al gusto del consumidor. Igual que no existe una preparación única para el café, tampoco la hay para el té. Puede que te guste el sabor más amargo, por ejemplo, y quieras mantener la infusión más tiempo para conseguir ese efecto. Es interesante experimentar con las posibilidades para encontrar lo que nos gusta.
  • Cada té tiene un punto “óptimo” diferente del temperatura y tiempo. Por ejemplo, el kabuse sencha es de más calidad y se puede infusionar a 60ºC durante 45 segundos.
  • El sencha no es matcha. Nada de esto te servirá para prepararlo.
  • Es importante conservar el té en un recipiente hermético y preferiblemente refrigerado.

Imágenes de wabisabitea

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *