La dependienta, o cómo sobrevivir a las convenciones

Casarse, formar una familia, tener hijos, conseguir un buen trabajo con un jugoso sueldo, socializar y mantener una vida sexual activa… estos son los estándares exigidos a los individuos que componen la sociedad actual. Pero ¿qué sucede cuando un elemento de la cadena se sale de la norma? ¿Qué ocurre cuando uno no hace lo que se supone que debe hacer, cuando no encaja en el patrón establecido como normal, cuando no responde a las expectativas creadas por familiares, amigos o compañeros de trabajo? Este es el caso de Keiko Furukura, protagonista de La dependienta, obra de Sayaka Murata, recientemente publicada por Duomo Ediciones.

Sayaka Murata. Fotografía de Kentaro Takahashi / The New York Times / Redux.

Furukura rebasa ya la treintena, pero sigue trabajando como dependienta a tiempo parcial en una konbini, tienda de conveniencia a la que ha dedicado literalmente la mitad de su vida. Al contrario de lo que cabría esperar en una mujer de su edad, no está casada, no tiene pareja y su vida social se reduce a quedar muy de vez en cuando con las escasas amigas que tiene, todas ellas casadas. En esas ocasiones, siempre la acribillan a preguntas personales y la impelen a buscar marido o, al menos, un trabajo estable a jornada completa. Con su familia, la situación no es mucho mejor, más bien al contrario, pues, para ellos, Furukura sencillamente está enferma. La tienda es, pues, el único refugio para Furukura, que ni siquiera puede explicar por qué se siente tan a gusto desempeñando su trabajo de dependienta. Es diligente y se encuentra como pez en el agua en un empleo más propio de estudiantes universitarios que de treintañeras. Sea como fuere, la vida de Furukura transcurre de su casa a la tienda y de la tienda a su casa. Ella es como es, ni siquiera entiende por qué la gente que la rodea piensa en ella como un bicho raro. Y sin embargo, aun sin buscarlos, los cambios aparecerán en su vida, personificados en Shiraha, otro inadaptado a la sociedad.

La tienda disponía de un manual impecable y me desenvolvía muy bien como dependienta, pero no tenía ni idea de cómo ser una persona normal en un lugar sin manual de instrucciones.

Pese a lo aterrador del panorama, la novela de Sayaka Murata no es portadora de un mensaje pesimista, sino que se alza como piedra de toque en reivindicación del derecho a ser como uno quiera, diferente, sin necesidad de ajustarse a la fuerza a ningún patrón social preestablecido, para encontrar nuestro hueco en el mundo aun cuando este no se ajuste a la ortodoxia general. También nos invita a reflexionar sobre la necesidad de aceptarnos tal como somos, en un acto de sinceridad con nosotros mismos, reconciliación imprescindible, por otra parte, para lograr la paz y el sosiego interior que conducen a nuestra felicidad.

La gente se cree con derecho a escarbar en aquello que considera raro hasta dar con una explicación. A mí me molestaba su insistencia, me resultaba fastidiosa e impertinente.

Murata radiografía con agudeza y ojo certero la sociedad japonesa actual mordaz crítica, no obstante, extrapolable al mundo occidental, en líneas generales, en la que, a pesar de considerarse avanzada, todavía se encuentra tenaz resistencia a aceptar lo diferente, lo raro, lo ajeno, lo extraño. El individuo de estas características, por consiguiente, se verá sometido al aislamiento o la exclusión de una u otra forma. El estilo ligero y fresco de la obra de Murata, no exento de notas de humor y acidez, no debe inducirnos a engaño, pues a pesar de la fácil lectura de su novela, plantea asuntos de una aplastante profundidad, no en vano, su obra le valió el prestigioso Premio Akutagawa en 2016, broche de oro que culmina la carrera literaria de esta mujer que ya atesora, pese a su juventud, varios de los galardones literarios de mayor renombre de las letras niponas. Por ello, no podemos sino aplaudir la elección de Duomo Ediciones de traernos una joya que, con total seguridad, a nadie dejará indiferente.

Sayaka Murata. Fotografía de NYTimes.

 

 

 

La dependienta

Autora: Sayaka Murata

Editorial: Duomo Ediciones

Formato: Papel, digital

Año: 2016 (JP); 2019 (ES)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *