Joker Game: La agencia de espías japoneses en la sombra de la 2ª Guerra Mundial

La agencia D es una organización secreta japonesa cuya misión es mantener controladas a las potencias mundiales en plena efervescencia de hostilidades, año 1937. El coronel Yuuki, cabeza visible del grupo, es un hombre misterioso y de origen incierto. Pero de algún modo ha conseguido reunir a 10 hombres de extraordinarias habilidades para la preservar la integridad diplomática de Japón.

Los métodos de la agencia D y sus espías pueden resultar drásticos, pero no carecen de nobleza. El agente destinado a una misión tiene totalmente prohibido matar, aun cuando su vida sí puede ser utilizada como arma para preservar la seguridad de su país. Las misiones a las que puede ser destinado el agente incluyen la vigilancia de importantes diplomáticos, el robo de información clasificada de otros países o el descubrimiento de espías rivales. Para ello, y como una de los mayores atractivos de la serie, el equipo de espías se mueve por todo el mundo: Alemania, Rusia, China, Inglaterra o incluso Japón.

‘Joker Game’ nació como una novela ligera, pero también ha transitado el cine y el manga antes de llegar a adaptarse en serie de animación. Ha ganado múltiples premios en todos los formatos, siendo el más representativo quizá el Tokyo Anime Award Festival, en el que consiguió el segundo puesto sólo por detrás de ‘Yuri!!! on Ice’, otra serie muy satisfactoria de la misma temporada.

Lo que hace tan grande a este anime es su originalidad narrativa. En cada uno de sus diez arcos, protagonizado por cada uno de sus diez personajes, se resuelve una misión de espionaje de la agencia D en la cual el planteamiento siempre es retorcido, pues cada escena es una pieza de un elaborado enigma montado sobre flashbacks, giros de guión y un sinfín de pequeños detalles típicos de la mejor novela negra británica. Pero para nada resulta una serie difícil de entender, puesto que la dirección es elegante, atractiva. Nos transporta a las calles de la era Showa japonesa, a los desasosegantes cuarteles de la Alemania nazi o a los callejones oscuros de la China suburbana.

En otras palabras: cada capítulo es un diamante en bruto que nos cuenta una historia compleja y calculada al milímetro. ‘Joker Game’ trata de llegar así a un público adulto, que busque un argumento serio y cerebral. Esta tentativa la han llevado a cabo otros títulos como ‘Monster’ o ‘Death Note’ con evidente éxito, aunque con otro formato más típico del anime y sus historias artificialmente largas. En cambio los arcos de ‘Joker Game’ son independientes entre sí y saben tomarse con calma lo que tienen entre manos, presentando el contenido justo y necesario.

En la animación de ‘Joker Game’ prima la sobriedad a gusto del guionista. Podríamos decir que la animación está al servicio de la narrativa, por eso a menudo encontramos más significado en los planos fijos -como si del cine se tratase- que en presuntuosas escenas de acción. Aunque el estilo trata de acercarse más a la animación europea, dejando un poco de lado los signos llamativos y excéntricos del dibujo japonés.

Viendo el historial de su director, la soberbia de ‘Joker Game’ no debería pillar por sorpresa a nadie: Animador en Hajime No Ippo, Fullmetal Alchemist Brotherhood y Tekkonkinkreet. Lo mismo ocurre con su principal guionista, que ha participado en 91 Days, Desaparecido (Boku dake ga Inai Machi) o Haikyuuu!! ¡Menudo currículum!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: