Por qué deberías leer manga


La animación japonesa (o ‘anime’) es probablemente el elemento cultural más internacional de Japón. Dragon Ball, One Piece o Death Note son series archiconocidas que, en muchos casos, se convierten en el detonante de interés por la cultura japonesa. Pero (casi) todo anime tiene su origen en el manga, el cómic japonés que le sirve de guión o inspiración; incluso hay mucho manga sin adaptación animada con una calidad excepcional.

Porque hay manga sobre cualquier cosa que imagines

one-punch-man-manga-scan-01

One Punch Man, de ONE

Literalmente. Hay un manga idóneo para cada persona en este mundo, sólo tiene que encontrarlo. La industria del manga es tan increíblemente prolífica que se cubren absolutamente todos los gustos posibles de los lectores, por minoritarios que sean. Hay mucho manga “de masas” que, evidentemente, es el que más ruido hace; pero también hay toda una galería entera de pequeños nombres que se distancian de lo comercial. Esto no significa que sea fácil encontrar lo que te gusta, pero por estadística, seguro que existe algo que te interesa. Incluso aunque nunca hayas leído un cómic o no te interese lo que conoces sobre el manga, puedes apostar que hay al menos un título hecho para ti.

 

Porque de lo que no te imaginas, también

Kago011

Mitosis, de Shintaro Kago

Hay cosas en el manga que te dejan con la boca abierta. Algunos autores se salen de todo lo establecido, incluso se podría decir que se salen de todo lo que puedes concebir. Muchas veces encontramos obras que destacan precisamente por irse a los extremos más insospechados, cosechando incluso críticas y censuras. Algunos manga son muy explícitos y sádicos, causando polémica e incomodidad; otros con contenido sexual derriban todas las barreras de lo políticamente correcto. La libertad creativa del manga es indiscutible, pese a las críticas que levanta.

 

Porque el manga va más allá que el anime

titanes

Ataque a los titanes, de Hayime Isayama

El manga es un formato muy diferente, y sus mecanismos narrativos también lo son. Eso implica que hay historias cuyo medio natural es el manga, y que no pueden adaptarse a ningún otro medio sin perder significado por el camino. Pero también implica otra serie de factores por la manera en la que está organizada la industria. Muchas veces la misma serie en formato manga tiene grandes diferencias respecto a su versión anime, e incluso el manga tiene más contenido que el anime, sencillamente porque mediante el cómic se hace necesario ilustrar los acontecimientos con una precisión distinta para que el lector pueda leer las viñetas “que no están” para formar la historia en su cabeza; o se editan historias en manga que nunca ven su versión anime.

 

Porque descubrirás un mundo en el dibujo

otsu

Vagabond, de Takehiko Inoue

Algunos mangas son auténticas obras de arte. Su trabajo con el pincel es pura artesanía: no sólo demuestran un estilo único -más allá del canónico del manga- sino que tienen una cantidad de detalles que convierten cada página en un cuadro que contemplar durante varios minutos. Normalmente, en los mangas de más tirada, hay varios dibujantes encargados de hacer cada página, cada uno especializado en un apartado particular: personajes principales, secundarios, fondos, tonos de negro, texto… en Japón, el manga es una industria que se mueve muy rápido, con entregas semanales normalmente, lo que exige un trabajo muy especializado.

 

Porque es una manera diferente de contar historias

kuroko

Kuroko no basket, de Tadatoshi Fujimaki

El cómic tiene mecanismos narrativos únicos. Las escenas ocurren a un ritmo diferente, el movimiento se transmite de otra manera, la emotividad de los personajes se construye de otra manera. Leer un manga, por lo tanto, significa apreciar un arte totalmente distinto a lo demás, con ingredientes propios, algo que abre la mente a disfrutar las historias desde otro punto de vista.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *