5 cosas que unen Japón y España

Son culturas milenarias, son territorios separados por miles de kilómetros y aparentemente tienen poco en común. Japón es el lejano oriente, un conjunto de islas distinguido por haber pasado muchos siglos aislado del resto del mundo cultivándose a sí mismo; España es parte de una península en la que finaliza Europa, el punto de fuga del Mar Mediterráneo. Detrás de todo ello, hay unas cuantas características que nos unen a japoneses y españoles.

El turismo

Parque España, en Japón

Son potencias turísticas: en el caso de España, desde hace varias décadas ostenta un lugar privilegiado como receptor de visitantes internacionales gracias a su oferta cultural, en particular sus playas y paisajes veraniegos. Japón, por su parte, está aumentando de manera exponencial en los últimos diez años por su exotismo innato y sus tradiciones, tan bien conservadas. España sufrió un boom en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, y lo mismo parece que ocurrirá gracias a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Esta circunstancia convierten a españoles y japoneses, a su vez, a estar muy atraídos entre sí por sus respectivas culturas: cada vez son más los turistas que se intercambian ambos países. Desde hace poco ya podemos disfrutar de vuelos directos Madrid – Tokio que permitirán mejorar el flujo de visitantes.

 


La fonética

Clase de español en japonés

Es evidente que el idioma japonés y español son muy diferentes. En España se emplea el alfabeto latino, mientras que en Japón se utilizan ideogramas chinos y silabarios japoneses. Tampoco hay muchos puntos en común en la gramática ni en la manera de expresarse. Ahora bien, si hay un motivo que los profesores de idiomas aprovechan para motivar a sus estudiantes es el siguiente: ¡ambos se pronuncian igual! Aunque existen algunas pequeñas diferencias, como la “ñ” española o la “z” japonesa, la mayoría de sonidos son idénticos, y de hecho, los silabarios japoneses siempre se leen como se escriben, al igual que las letras españolas.

 


La atención por el detalle

Paso de peatones en Madrid

Un japonés siempre cuida con mimo todo aquello que pasa por sus manos. Su cultura, con una fuerte tendencia al simbolismo, cuida cada detalle en la decoración de su casa, e incluso en su manera de comunicarse, utilizando varias fórmulas de formalidad en función del contexto o haciendo regalos a sus seres queridos como una ceremonia. Un español, por su parte, siempre ofrece calidez en sus actos y suele hacerlo también a través de pequeños detalles, como dar un fuerte abrazo, invitar a una comida en casa o compartir sus vivencias para estrechar los lazos de amistad con confianza. Cuando un japonés y un español coinciden, está claro que ambos tienen diferencias, pero entienden con facilidad la atención por el detalle del otro y lo valoran mucho.

 


La gastronomía

El sushi ya es conocido mundialmente

La gastronomía japonesa, también conocida como washoku, es considerado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por su filosofía de veneración a la naturaleza, un conjunto de ideas que erigen el modo de pensamiento japonés y a su vez se ve reflejado en su comida. De manera similar, España es uno de los lugares con más tradición culinaria, algo que se demuestra con la internacionalización de platos como la paella o la tortilla de patata; además de ser uno de los 5 países con más estrellas michelin del mundo. La gastronomía, tanto para los japoneses como para los españoles, es trascendental en su día a día. Más que un momento para alimentarse, es un ritual en el cual se establece un nexo de conexión con los compañeros de mesa.

 


La diplomacia

El Rey Felipe y el Emperador Akihito, en primavera de 2017

Ya en el siglo XVII se establecieron las primeras relaciones entre Japón y España, pero fue en 1868 cuando tuvo lugar la Restauración Meiji que se establecieron los contactos que duran hasta hoy entre ambos países. Desde entonces, las diplomacia entre ambos no ha hecho más que mejorar y tanto el gobierno japonés como el español tienden puentes para acercar más ambas poblaciones a través de visados especiales, promocionando la cultura entre sí y favoreciendo el comercio.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: